Cómo mejorar tu expresión oral en una lengua extranjera

Cómo mejorar tu expresión oral en una lengua extranjera

img_20130328_021159-2

La gran mayoría de los alumnos adultos de lenguas extranjeras, en especial los alumnos de inglés en España y en Argentina, países donde he trabajado y actualmente trabajo como profesora de idiomas, expresan el deseo de mejorar su expresión oral. Muchos lo necesitan para poder pasar un examen (todas las certificaciones, desde el A1 al C2, tienen una parte de expresión oral) y algunos otros para poder comunicarse en el trabajo o si se van de viaje. Un número importante de ellos manifiestan que lo que no les permite hablar con fluidez es la falta de vocabulario y el temor al ridículo.

Las sugerencias con respecto a este tema varían según cada aprendiz, el estadio en el aprendizaje en el que se encuentre y la metodología de aprendizaje que esté empleando (autoaprendizaje, academia, profesor particular, etc.). En este artículo voy a hacer referencia a ideas que pueden aplicar los alumnos que ya se encuentren estudiando la lengua ya sea en un curso de academia o por su cuenta.

Para mejorar nuestro nivel en determinada destreza, ya sea la comprensión o expresión oral y la expresión o comprensión escrita, será necesaria tanto la práctica en dicha destreza como también el estudio de la lengua en general y la exposición o inmersión en la misma. El estudio de la lengua no significa solo memorizar expresiones y hacer ejercicios de gramática, sino practicar también otras destrezas, como la expresión escrita, que nos ayuda, sin lugar a dudas a experimentar con el idioma meta y reforzar nuestro aprendizaje. A su vez, sin la exposición a la lengua, sin escuchar y leer, no podremos afianzar estructuras nuevas.

Tal como lo mencioné en el párrafo anterior, la práctica es fundamental. Entonces, ¿cómo se puede practicar la expresión oral fuera de la clase? Actualmente, por fortuna, hay cada vez más opciones:

Compañero de lengua: Se pueden encontrar a través de diversas páginas web, como Conversation Exchange, The Mixxer, Live Mocha, etc. (ver lista completa en esta misma página en la categoría intercambio de idiomas). Los intercambios pueden ser presenciales o semipresenciales/online. Los beneficios de tener un compañero de lenguas son varios, como ya lo explicaré en un próximo artículo.

Grupos de intercambio: Aquí en España, están surgiendo cada vez más grupos de intercambios de idiomas en bares, donde, aparte de conocer gente y hacer amigos, se pueden practicar y compartir lenguas.

Movie clubs: Es otra práctica que, aunque menos común que los grupos de intercambio, se está poniendo de moda poco a poco. Sólo hay que explorar un poco la web para encontrar algunos. Por ejemplo, en la página de Meetup en Valencia y probablemente en otras ciudades.

Book clubs: Para los amantes de la literatura, esta parece ser una muy buena opción. Claro que, depende del club, se requerirá un nivel más o menos elevado de la lengua.

Así que, con tantas y variadas opciones, ya no hay excusas para ponerse a practicar. ¡Ánimos y adelante!

No Comments

Post A Comment

AllEscortAllEscort